Menú Principal
24 de noviembre de 1604

1604 a 1833: Los grandes sismos que afectaron a Arica

Arica.- La ciudad de Arica ha sufrido al menos seis grandes sismos en su historia, todos ellos mientras era parte del territorio del Virreinato del Perú primero y de la República de Perú después. A continuación, unas crónicas breves de esos eventos sísmicos.

Las crónicas coloniales señalan que alrededor de las 12.30 horas del 24 de noviembre de 1604 se sintió un sismo de gran magnitud, el cual fue seguido de un tsunami que terminó por destruir gran parte de la ciudad. De acuerdo a estimaciones actuales, la magnitud del sismo pudo haber fluctuado entre 8,5 y 9,0 grados, con epicentro casi en el borde costero de Arica y estableciéndose entre los sismos más grandes que han ocurrido en América del Sur, afectando gran parte del sur de Perú. El tsunami que se generó golpeó el litoral con olas de hasta 12 metros de altura, terminando de destruir gran parte de la ciudad, incluyendo el fuerte artillado. Se calcula que entre 1.200 y 1.700 personas murieron en el evento sismológico.

Al cabo de algunos años, la ciudad fue reconstruida… para ser nuevamente azotada por otro sismo de gran magnitud once años más tarde. Así fue como alrededor de las 23.30 horas del 16 de septiembre de 1615 un sismo de 8,8 grados de magnitud Richter, con epicentro frente a sus costas, se percibió en la zona. Afortunadamente no hubo tsunami y quizás por ello no ocasionó víctimas fatales, pero sí cuantiosos daños materiales. Se derrumbó la Iglesia Mayor de Arica, así como los nuevos edificios construidos después del terremoto de 1604, mientras que otros quedaron severamente afectados, como el fuerte, el polvorín, el hospital y el convento de Nuestra Señora de las Mercedes. Más graves fueron los daños sufridos en Tacna, donde quedó arruinada la Iglesia y se desplomaron todas las casas de adobe. Las réplicas se sucedieron en los días siguientes, atemorizando a la población.

Hacia el final del siglo XVII, otro sismo de 7,3 grados de magnitud Richter se sintió el 10 de marzo de 1681 en Arica. Su epicentro se localizó en el mar  y causó severos daños al fuerte que defendía el puerto. Esta vez la cifra de muertos alcanzó a 133 personas.

Vino entonces un “silencio sísmico” 160 años en la zona, que fue interrumpido a las 6.00 horas del 8 de octubre de 1831 por un sismo de 7,8 grados de magnitud Richter, con epicentro en el mar, que afectó a las ciudades peruanas de Arequipa, Moquegua, Tacna y Arica. En esta última hubo varios muertos y heridos a consecuencia del desplome de varias casas.

El 18 de septiembre de 1833, las mismas ciudades se vieron afectadas por otro sismo de magnitud 7,7 con epicentro en el mar, que se produjo a las 5.45 horas y dejó a la ciudad peruana de Tacna reducida a escombros. Arica tuvo daños materiales mayores al sismo de 1831 y la cantidad de muertos ascendió a 18 personas.

Estos cinco grandes sismos que jalonaron la historia de Arica desde 1604, marcaron a la ciudad y sus habitantes, cuyos descendientes vivirán el gran sismo y tsunami de 1868, el primero del cual se tienen registros fotográficos y del cual les relatamos en esta nota.