Menú Principal
20 de octubre de 0946

Octubre de 946: La «erupción del milenio» espanta al emperador coreano

Ubicado en la frontera entre Corea del Norte y China, el monte Paektu (2.744 metros sobre el nivel del mar) ha sido sagrado para los coreanos desde hace más de mil años y actualmente es un lugar de gran atractivo turístico, ya que un lago cubre parcialmente la amplia caldera de cinco kilómetros de ancho y 850 metros de profundidad que dejó trunco su cono.

Conocido también como «Tianchi» o «Changbaishan» para los chinos y «Hakuto-san» para los japoneses, en el año 946 entró en erupción de manera explosiva y causó cambios climáticos significativos en la región, afectando toda la flora y fauna en un radio de 500 kilómetros. Se estima que expulsó entre 100 y 120 kilómetros cúbicos de piroclasto.

Tanto por su envergadura como por la fecha en que ocurrió, este evento eruptivo ha sido bautizado como «La erupción del milenio«, calificación que los expertos consideran acertada ya que tuvo un índice de explosividad volcánica de 7 y por ello es una de las erupciones más grandes y violentas de los últimos 5.000 años junto con la erupción del Tambora (Indonesia) en el año 1815 y la del volcán Krakatoa en 1883.

Una de las consecuencias relevantes de este evento eruptivo fue la propagación de dióxido de azufre en la atmósfera, el cual al oxidarse generó una serie de gases sulfúricos que cubrieron la atmósfera terrestre en el hemisferio norte, obstruyendo la entrada de los rayos del sol y reduciendo significativamente la temperatura promedio.

Evidencia historiográfica
La evidencia historiográfica indica que el proceso eruptivo delPaektu se prolongó por al menos tres meses e incluso pudo ser percibida más allá de la península coreana.

Es así como la «Erupción del Milenio» se ha registrado en el libro de «Historia de Koryo». Se dice que en la entonces capital de Corea, Kaesong, ubicada a unos 450 kilómetros al sur del volcán Paektu, se oyeron «truenos del tambor del cielo» (con seguridad sean las explosiones de la erupción) que aterrorizaron de tal manera al emperador, que los condenados fueron perdonados y puestos en libertad.

Por su parte, según el libro de la «Historia del Templo de Heungboksa», el 3 de noviembre del mismo año en la ciudad de Nara (Japón), a unos 1.100 km al sureste del volcán Paektu, se registró un evento de «lluvia de cenizas blancas«.

Tres meses más tarde, el 7 de febrero de 947, se oyeron «truenos de tambor» en la ciudad de Kyoto (Japón), a unos 1.000 kilómetros al sureste del
volcán Paektu, según la documentación escrita del libro de la historia de Japón. Excavaciones arqueológicas han evidenciado capas de cenizas volcánicas de esta erupción en la parte sur de Hokkaido (Japón).