Menú Principal
2 de julio de 2015

Tsunami: Ejecución del plan de evacuación

Aplica el plan de evacuación que diseñaste y practicaste junto a tu familia, grupo de trabajo, estudios o comunidad, considerando las siguientes recomendaciones:

→ Evacúa hacia una zona de seguridad ante tsunami, ubicada a más de 30 metros sobre el nivel del mar, ya que es posible que tengas poco tiempo hasta la llegada del tsunami.

→ Aléjate de la costa, ríos y cursos de agua.

→ Evacúa a pie, rápidamente, procurando no correr. Cada metro recorrido será en beneficio de tu seguridad.

→ No te detengas a mirar la llegada del tsunami.

→ Nunca pierdas de vista a los niños o personas dependientes a tu cargo. Recuerda que es recomendable portar una identificación o distintivo visible, con los datos de un adulto a quien contactar en caso de extravío.

→ Lleva contigo tu set de emergencia para mantenerte con las condiciones mínimas hasta que llegue la ayuda. Considera que esto último puede tardar varias horas.

→ Sigue las instrucciones emitidas por las autoridades. Permanece atento e informado por medio de la radio portátil u otro medio disponible para obtener información oficial y actualizada de la emergencia.

→ Procura ayudar a quienes lo necesiten, especialmente personas con dificultades para desplazarse. Recuerda que un proceso exitoso de evacuación compromete a la sociedad en su conjunto. Realiza las acciones inclusivas.

→ Si te encuentras en una embarcación sigue las instrucciones de la autoridad marítima, ya que existe la posibilidad que se recomiende evacuar hacia alta mar sobre una profundidad mayor a los 150 metros. Los propietarios de botes pequeños pueden determinar que es más seguro abandonar su bote en el muelle y moverse rápidamente a las tierras altas.

→ Regresa a tu hogar solo cuando las autoridades locales informen que es posible hacerlo. Un tsunami es una serie de ondas que pueden continuar durante varias horas. No creas que después de la primera onda ya no existe peligro.

→ Si quieres comunicarte con familiares o amigos, privilegia el mensaje de texto o las redes sociales.