Menú Principal
2 de julio de 2015

Prepara tu hogar

→ Asegúrate que las puertas, pasillos y vías de tránsito estén libres de obstáculos, como estufas, plantas, muebles, etc. En caso de ser factible, fija y
ancla a los muros, al piso o al cielo los muebles u objetos, para evitar su volcamiento o caída. En los dormitorios es recomendable dejar las puertas
interiores abiertas y acuñadas, especialmente cuando se trata de habitaciones de menores, adultos mayores o personas con capacidades diferentes ya que requerirán ayuda después de un sismo.

→ Instala los objetos grandes o pesados en las partes inferiores de los muebles o en gabinetes que puedan cerrarse. Coloca cerrojos en estanterías
destinadas a la cristalería, vajilla y otros artículos frágiles, porque son los elementos que caen con mayor facilidad y provocan más lesiones.

→ Cubre las ventanas con cortinas y/o instala láminas de seguridad, especialmente en los pasillos y vías de tránsito, para evitar la proyección de los vidrios hacia el interior.

→ Asegúrate que las llaves de paso de gas queden siempre a la vista y accesibles para poder ser accionadas ante una emergencia (además es una obligación normativa). Lo mismo se aplica para los tableros eléctricos, que deben ser de fácil acceso en caso de una emergencia.

→ Mantén actualizado y siempre a la vista los teléfonos de los organismos de emergencia, como el 131 de SAMU, 132 de Bomberos y el 133 de Carabineros. Además ten a mano los números de las empresas que te suministran los servicios básicos de agua, gas y electricidad.