Menú Principal
12 de octubre de 2019

Preparando profesionales en Salud para brindar los elementos básicos para la salud sexual y reproductiva en situaciones de emergencias y desastres

Santiago.- La Estrategia Nacional de Salud 2011-2020 propone como Objetivo de Impacto Nº 9 “Mitigar los efectos en la morbi-mortalidad de la población como consecuencia de emergencias y desastres, para lo cual se considera el fortalecimiento de la gestión de riesgos en los ámbitos de preparación, respuesta y recuperación inmediata del sector salud ante emergencias, desastres y epidemias.

Ante ello, el DEGREYD de MINSAL, en conjunto con la representación en Chile del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), organizaron el taller de formación «Paquete de Servicios Iniciales Mínimos para la Salud Sexual y Reproductiva en Emergencias», en donde durante cinco días se capacitó a 20 profesionales del sistema de salud involucrados en la respuesta a emergencias.

En términos generales, se trata de un conjunto de actividades prioritarias y coordinadas orientadas a salvar vidas, las que se implementan desde los inicios de una crisis humanitaria. Busca promover el ejercicio del derecho fundamental a la salud, orientado principalmente a favorecer el acceso a servicios prioritarios de salud reproductiva, de calidad y calidez, bajo un enfoque de derechos, de género y pertinencia cultural, garantizando una cobertura equitativa de servicios durante las crisis y recuperación prolongada.

Entre sus objetivos específico destaca el prevenir la morbi-mortalidad materna y neonatal; reducir la transmisión del VIH; prevenir y tratar las consecuencias de la violencia sexual y entre otras expresiones de violencia basada en género; prevenir embarazos no deseados y planificar servicios integrales de salud sexual y reproductiva.