Menú Principal
2 de julio de 2015

Tsunami: Recomendaciones generales si estás en la costa

→ Infórmate si te encuentras en una zona de amenaza de tsunami. Todo lugar en la costa chilena que se encuentre bajo la línea de seguridad (aproximadamente 30 metros sobre el nivel del mar) es considerada zona de amenaza de tsunami. Ten en cuenta que las desembocaduras y orillas de ríos también son zonas de amenaza, pues el tsunami puede ingresar por los cursos de agua y avanzar varios kilómetros tierra adentro.

→ Infórmate si existen mapas de evacuación por tsunami en la localidad. Estos mapas señalan la zona de amenaza, las vías de evacuación y las zonas de seguridad, lo que permite una adecuada evacuación de las personas. Asimismo, infórmate si existen Cartas de Inundación por Tsunami (CITSU) de la localidad. Una CITSU representa la amenaza de tsunami de una localidad específica, mostrando los niveles máximos de inundación esperados ante un evento extremo simulado. Descarga y consulta aquí las CITSU que elabora el SNAM Chile.

→ Si no existe un mapa de evacuación o carta de inundación por tsunami de la localidad, observa en el territorio si hay señalización de seguridad ante tsunami o consulta en el municipio por el plan de evacuación ante tsunami. También puede consultar en las unidades de Carabineros y de Bomberos del lugar.

→ Si no existen vías de evacuación ni zonas de seguridad señalizadas, recorre el sector e identifica las calles o caminos más directos hacia las zonas altas, alejadas de cursos de agua y que no atraviesen ríos ni esteros.

→ Si estás visitando un área con amenaza de tsunami, consulta en el hotel, hostal o camping para obtener información sobre las zonas de seguridad y saber cuál es el sistema de advertencia. Es importante conocer las vías de evacuación establecidas antes de que una alerta de tsunami sea emitida. Si la información no está disponible, consulta con las autoridades locales como municipio, Bomberos o Carabineros.

→ Prepara un plan de evacuación con tu grupo familiar, de trabajo, de estudios y la comunidad, que te permita llegar a pie a una zona de seguridad ante tsunami, en aproximadamente quince minutos. Cada metro recorrido será en beneficio de tu seguridad. Ten en cuenta las necesidades especiales de niños, personas en situación de discapacidad, embarazadas y personas mayores.

→ Practica tu plan de evacuación recorriendo las vías señalizadas para ello y toma el tiempo que te toma llegar a la zona de seguridad ante tsunami. Si vives en un edificio, considera también el tiempo que tardas en bajar las escaleras. Además, tienes que ser capaz de seguir tu vía de evacuación durante la noche. Si practicas tu plan te será más fácil evacuar durante una situación de emergencia real.

Ten en cuenta más de una vía de evacuación, ya que en un evento de esta naturaleza las calles y caminos podrían estar intransitables o bloqueados.

La evacuación debe ser preferentemente a pie. En zonas urbanas o densamente pobladas, cualquier medio de transporte NO es recomendable debido a que puede generar accidentes, congestionar las vías y entorpecer la evacuación general. Sin embargo, si la zona de seguridad ante tsunami está alejada varios kilómetros, consulta con el municipio e plan de evacuación y la existencia de vías especialmente habilitadas para vehículos.

→ Crea y practica un plan familiar de emergencia estableciendo roles al interior del grupo o la comunidad. Para ello ingresa a este sitio especializado de la ONEMI.

→ Identifica los puntos de encuentro con tu familia, los cuales deben estar situados sobre la línea de seguridad. lo anterior es importante en caso de que los integrantes de la familia estén o queden separados durante la emergencia.

→ Reconoce cualquiera de estos signos de la naturaleza que indican que un tsunami podría producirse: Un sismo que dificulta mantenerse en pie y tiene una duración superior a los 30 segundos. Asimismo, un rápido y notorio recogimiento del mar que expone el fondo marino, es evidencia de que un tsunami está ocurriendo.

→ Conoce e infórmate acerca de la manera en que las autoridades notificarán una evacuación. Identifica si en la localidad hay sirenas, avisos sonoros o de luz para alerta de tsunami. Recuerda que existen situaciones en las que un tsunami puede ocurrir, aún cuando no hayas percibido un sismo y deberás evacuar a partir del aviso oficial de las autoridades.

→ Configura y verifica que tu teléfono celular esté habilitado para funcionar con el Sistema de Alerta de Emergencia (SAE), que permite recibir información de emergencia en los teléfonos que cuentan con el sello de compatibilidad. Obtén información detallada sobre SAE en este sitio especializado.

→ Ten siempre preparada una mochila de emergencia con un set básico de seguridad, números telefónicos esenciales y fotocopias de los documentos importantes, tales como escrituras, libretas de familia, cédulas de identidad, entre otros, en contenedores herméticos y dentro de la mochila que utilizarás en caso de evacuación. Procura tener algo de dinero en efectivo, ya que hay una alta probabilidad de que los cajeros automáticos no funcionen luego de un fuerte sismo. Revisa frecuentemente tu set de emergencia, ya que algunos suministros pueden necesitar ser reemplazados o repuestos. Al organizar este set de emergencia considera las necesidades de niños, embarazadas, personas mayores y personas en situación de discapacidad.

→ Los elementos de un Kit Básico de Seguridad son:
• Agua (2 litros por persona al día).
• Comida enlatada y abrelatas manual.
• Papel higiénico.
• Barras energéticas y comida deshidratada.
• Linternas y pilas de repuesto.
• Radio portátil con pilas adicionales.
• Elementos de Primeros Auxilios.
• Medicamentos, anteojos.
• Llaves de repuesto de tu casa y auto.
• Dinero en efectivo.
• Ropa de abrigo.
• Guantes de seguridad.

→ Ten a mano una radio portátil siempre a mano para que puedas informarte de una alerta y las recomendaciones de las autoridades. Llévala contigo cuando vayas a la playa. No olvides verificar continuamente la carga de las pilas.

→ Considera en el plan de emergencia de tu edificio, ayudar a otros. Si vives en una construcción de 8 pisos o más que está en una zona de amenaza de tsunami, apoya para que el plan de emergencia del edificio contemple el ingreso de personas que no son moradores, para realizar una evacuación vertical en caso que sea necesaria. En este sentido, debe primar el principio de ayuda mutua y solidaridad entre las personas.

→ Identifica a los niños, personas en situación de discapacidad o personas mayores no autovalentes con algún distintivo visible.

→ Si tienes mascotas, considéralas en tu plan de evacuación, incluyendo su alimento en tu set de emergencia. Sin embargo, debes tener presente que su cuidado jamás debe poner en peligro tu vida ni la de los demás.