Menú Principal
2 de julio de 2015

Qué hacer en caso de calor extremo

Un evento de calor extremo es cuando la temperatura máxima observada en un día, supera la temperatura máxima promedio mensual. Por su parte, una ola de calor es cuando durante tres o más días consecutivos, la temperatura máxima diaria de una localidad es igual o mayor a la temperatura máxima promedio mensual (entre noviembre y marzo). Si el evento se presenta por cinco o más días continuos, se denomina ola de calor extrema.

Ante un evento de calor extremo…
→ Bebe líquidos constantemente, aunque no sientas sed.
→ Prioriza el consumo de agua, evitando las bebidas alcohólicas y azucaradas.
→ Evita las comidas altas en calorías. Aumenta el consumo de frutas y verduras.
→ Mantén los alimentos refrigerados y vigila las medidas higiénicas de conservación. Evita comer alimentos que se descompongan rápidamente con las altas temperaturas, para prevenir intoxicaciones.
→ Procura mantener el interior de tu hogar a una temperatura más baja que el exterior, bajando cortinas, cerrando o abriendo ventanas. Utiliza las habitaciones más frescas de tu vivienda.
→ Vigila la temperatura corporal y condición de niños y adultos mayores, frecuentemente estos grupos pueden deshidratarse con facilidad.

Si estás al aire libre…
→ Evita exponerte al sol durante las horas centrales del día (11.00 horas a 17.00 horas).
→ Usa protección solar sobre factor 50, complementa con el uso de sombrero, lentes de sol y sombrilla.
→ Si vas a practicar actividad física, hazlo durante las primeras horas del día o en la noche.
→ Descansa con frecuencia a la sombra y mantente hidratado.
→ Usa ropa ligera, holgada, de colores claros y evita las telas sintéticas.
→ Nunca dejes a personas ni mascotas en el interior de vehículos.
→ Realiza un adecuado uso del fuego y solo en áreas autorizadas. Al intensificarse el estrés hídrico de plantaciones forestales y bosque nativo, se incrementa el material vegetal seco, que junto con la baja humedad, viento y altas temperaturas generan condiciones favorables para la propagación de incendios forestales. Revisa las recomendaciones ante incendios forestales.
→ Mantén un adecuado manejo de los residuos y basura, el calor acelera la descomposición de desechos orgánicos, aumentando la generación de líquidos percolados, gases y malos olores; junto con la proliferación de moscas e insectos.
→ Procura mantener a la sombra y ofrecer alimento y agua a animales y ganado. Considera que el estrés térmico reduce la ganancia en peso de los animales, estos a su vez requieren más agua para regular su temperatura corporal.
→ Mantén hidratados cultivos, huertas y vegetación en general. El aumento de las temperaturas incrementa la evapotranspiración, generando mayores demandas hídricas por parte de los cultivos.