Menú Principal
2 de julio de 2015

Tornados: Lo que hay que saber

Un tornado es un fenómeno meteorológico local que se produce en una zona muy específica del territorio. Ocurre durante tormentas de gran intensidad, suelen ir acompañados de granizo y puede durar desde minutos hasta horas. Se caracteriza por tener un movimiento circular y forma de embudo alargado, que desciende desde la base de una nube de desarrollo vertical. Su diámetro, por lo general, es de algunas decenas o cientos de metros.

Un tornado se forma cuando los cambios en la velocidad y dirección de una tormenta crean un efecto giratorio en  horizontal. Este efecto crea entonces un cono vertical por la subida de aire en movimiento dentro de la tormenta. Los vientos asociados a un tornado pueden ir desde 100 kilómetros por hora hasta 400 kilómetros por hora, lo que hace de este fenómeno el más intenso y de mayor capacidad destructiva a nivel atmosférico. Sin embargo, a pesar de esta violencia, la mayoría de tornados no llega muy lejos. Rara vez viajan más de diez kilómetros en su corta vida.

Los tornados ocurren en todo el mundo, y de preferencia se generan en áreas intertropicales cercanas a los trópicos o en las áreas continentales de las latitudes subtropicales de las zonas templadas, y son menos comunes en latitudes mayores, cercanas a los polos o en las latitudes bajas, próximas al ecuador terrestre. Estados Unidos es el país donde ocurren con mayor frecuencia, con casi mil fenómenos al año y son los responsables de la muerte de 60 personas en promedio en igual período.

Una tromba marina, en términos generales, corresponde al mismo fenómeno que el tornado pero generado sobre el agua, pudiendo también llegar a tierra y causar daños.

«Informe especial sobre Tornados en la Región del Biobío»
Mayo 2019 – Dirección Meteorológica de Chile


Videos ilustrativos
¿Cómo se forman los tornados? (Autor: National Geographic)

Tornados (Autor: Discovery Channel)